Beneficios de los saltos en los entrenamientos

3 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Marcos Castro Alonso
Hoy en día, el trabajo de fuerza del tren inferior es uno de los ejes principales de muchas actividades deportivas. Los saltos en los entrenamientos son una buena herramienta para potenciar esta capacidad.

A la hora de trabajar la potencia en el tren inferior, los ejercicios con saltos en los entrenamientos son una excelente alternativa. Se trata de un trabajo cuyos movimientos se caracterizan por exigir a los músculos desarrollar su fuerza máxima en muy poco tiempo. Al mismo tiempo, podremos emplear este tipo de ejercicios para subir pulsaciones de forma rápida.

Beneficios de los ejercicios con saltos en los entrenamientos

Las principales ventajas de realizar estos ejercicios al entrenar son las siguientes:

  • Estimulan el metabolismo.
  • Activan y estimulan el sistema linfático.
  • Ayudan a ganar velocidad: introducir el trabajo de saltos en tu rutina mejorará tu cadencia y zancada.
  • Permiten quemar calorías: sin ir más lejos, en una sesión de 30 minutos se pueden quemar hasta 300 kcal.
  • Tonifican tu cuerpo: los saltos son trabajos muy efectivos, por lo que los boxeadores incluyen obligatoriamente el salto a la cuerda en su trabajo diario.
  • Brindan resistencia muscular: si los realizamos de manera continua, la resistencia mejora considerablemente.
  • Ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares mediante la normalización de la presión arterial.
  • Mejoran la absorción de calcio: esto se traduce en una mayor masa ósea o, al menos, en la reducción de pérdida de masa ósea en personas que envejecen.

La importancia de los saltos en los HIIT

La inclusión de los saltos en las sesiones de trabajo HIITHigh Intensity Interval Training o entrenamientos de intervalos de alta intensidad—  es muy importante, puesto que al trabajar con estas rutinas será muy sencillo tomarlos como una herramienta clave de este trabajo.

El calentamiento debe implicar cierta exigencia, pero no tanto como para producir cansancio.

Sin embargo, deberemos tener presente que este trabajo no es apto para cualquier persona. Hay un grupo poblacional para el que este tipo de ejercicio está totalmente vetado: son quienes tienen alguna patología de columna vertebral, como son las hernias, escoliosis o problemas en la articulación del tobillo o rodilla, a los que se le deberá adaptar cada ejercicio.

Los saltos y el entrenamiento pliométrico

Sin duda alguna, el método de entrenamiento en el que los saltos son un elemento clave es el entrenamiento pliométrico. Este tipo de entrene incluye ejercicios basados en movimientos explosivos y, en la mayoría de los casos, con el propio peso o cargas ligeras.

Sin ir más lejos, las sentadillas con salto son un buen ejemplo de esto. Los ejercicios pliométricos son aquellos que consisten en movimientos realizados a la máxima velocidad posible, siempre con el objetivo de conseguir la máxima producción de fuerza en el menor período de tiempo.

La principal misión de estos ejercicios es estimular la potencia. No obstante, este trabajo nos ayudará también a mejorar la resistencia, la explosividad, la fuerza y el rendimiento en general. gracias a las características del mismo.

5 ejercicios de saltos que deberías probar

Si estás pensando en incluir los saltos en los entrenamientos como parte de tu rutina, puedes experimentar con los siguientes ejercicios:

  • Salto rodillas al pecho: tomamos impulso desde una posición de semisentadilla y subimos las dos piernas a la vez lo más alto que podamos. Será clave, no solo en este sino en cualquier salto, poder amortiguar correctamente el impacto que se produce al caer al suelo.
  • Salto al cajón: el movimiento en sí es igual que el anterior, pero con un pequeño desplazamiento hacia arriba y hacia adelante. Terminaremos con ambas piernas a la vez sobre el cajón. Además, este ejercicio nos permitirá cuantificar y evaluar el rendimiento en múltiples disciplinas deportivas.
Con nada más que un cajón pliométrico, que incluso se puede construir en casa, es posible realizar una rutina de entrenamiento muy eficaz.

  • Burpees: en la fase final del burpee tradicional nos impulsamos hacia arriba desde la posición de cuclillas para llegar lo más alto posible. Por ende, se trata de otra buena herramienta para incluir los ejercicios con saltos en el entrenamientos.
Hacer burpees es un trabajo fundamental para ejercitar muchos músculos a la vez y añadir los saltos en los entrenamientos.

  • Sentadillas con salto: realiza una sentadilla tradicional y, cuando estés abajo, toma impulso para poder saltar hacia arriba. Nuevamente, será clave poder amortiguar la leve caída de manera correcta.
  • Zancadas con salto: se trata de un trabajo muy parecido al de la sentadillas. Sin embargo, aquí entra en juego un factor clave: el equilibrio. Para hacer estas zancadas, debemos dar un paso al frente —con la pierna izquierda, por ejemplo— y, cuando las rodillas forman un ángulo de 90 grados, saltar para colocar la pierna derecha delante y la izquierda más atrás.
Las zancadas también pueden formar parte de un calentamiento dinámico.

Conclusiones sobre los saltos en los entrenamientos

Como hemos podido observar, la inclusión de los ejercicios con saltos en los entrenamientos nos reporta una serie de beneficios muy interesantes para la salud. No obstante, en muchos casos estos no son para nada sencillo de ejecutar.

Aunque todos sabemos saltar, hemos de contar con una buena técnica para poder prevenir lesiones y para que el objetivo que buscamos se alcance correctamente. Ponte en manos de un profesional de la actividad física, ¡y a saltar!

  • Anek, A., Kanungsukasem, V., & Bunyaratavej, N. (2011). Effects of the circuit box jumping on bone resorption, health-related to physical fitness and balance in the premenopausal women. Journal of the Medical Association of Thailand= Chotmaihet thangphaet, 94, S17-23.
  • Gross, M., Hoppeler, H., & Vogt, M. (2014). Quantification of the Metabolic and Physical Demands of the 90-Second Box Jump. J Athl Enhancement 3: 2. of, 7, 2.
  • Khodaei, K., Mohammadi, A., & Hamedinia, M. R. (2017). Evaluation of plyometric exercises intensity using ratings of perceived exertion scale. MEDICINA DELLO SPORT, 70(3), 299-306.
  • Tran, T., Faulkinbury, K., Stieg, J., Khamoui, A. V., Uribe, B. P., Dabbs, N. C., … & Judelson, D. A. (2010). Effect Of 10 Repetitions Of Box Jumps And Depth Jumps On Peak Ground Reaction Force. The Journal of Strength & Conditioning Research, 24, 1.