Fuertes y marcados: el secreto de los brazos tonificados

Yamila Papa Pintor · 3 agosto, 2018
Descubre la manera de conseguir unos brazos perfectos, la dieta y los ejercicios adecuados son la clave

Hasta hace un tiempo, se decía que solo los culturistas podían tener brazos tonificados… ¡Nada más alejado de la realidad! Incluso se pensaba que en las mujeres quedaba algo ‘masculino’ y hoy hay muchas celebridades que lucen sus bíceps y tríceps fuertes, marcados y muy femeninos. ¿Te gustaría saber cuál es el secreto para tenerlos de esa manera? Entonces sigue leyendo este artículo.

Brazos tonificados vs brazos flácidos

Quizás hace un tiempo que vas al gimnasio y todavía no hayas visto resultados en cuanto a la musculatura de tus brazos. Aunque se crea que las piernas son las ‘difíciles de domesticar’ lo cierto es que bíceps y tríceps también pueden ser algo rebeldes. La flacidez puede convertirse en una enemiga íntima y nuestra peor pesadilla.

Para tener brazos tonificados no solo hace falta una buena rutina de ejercicios, además es fundamental llevar una dieta equilibrada. De esta manera, eliminarás la grasa que se acumula en ciertas zonas del cuerpo y habrá más ‘espacio’ para que los músculos se marquen.

Cuando consumes mucho azúcar (o alimentos que lo contengan) estás inhibiendo las enzimas encargadas de quemar calorías. Esto disminuye la capacidad de convertir la grasa en músculo.

Muchas mujeres -y por supuesto algunos hombres- tienen problemas para marcar sus brazos a pesar de trabajar duro y asistir al gimnasio varias veces por semana. Por ello, es muy importante que cuides tu alimentación y evites la comida chatarra. Aumenta la ingesta de proteínas, de frutas y de verduras y no te olvides de los dos litros de agua por día (mínimo).

Brazos tonificados en el gimnasio o en casa

Si no te sientes a gusto con los brazos que luces, no te preocupes, ya que puedes tonificarlos si sigues estos consejos fitness:

1. Haz muchas repeticiones pero con poco peso

Al principio la idea es que quemes las grasas que se han acumulado en la zona y luego puedas marcar los músculos. En las mujeres, tanto lo hormonal como lo genético pueden jugar en contra. Claro que no podrás levantar varios kilos desde la primera sesión en el gimnasio, pero incluso eso tampoco es bueno.

La mejor opción es tomar pesas o mancuernas livianas (de un kilo como máximo) y hacer más repeticiones en cada serie. Concéntrate en la técnica y no en la velocidad.

2. Haz ejercicio de cardio

Por ejemplo puedes practicar natación, andar en bicicleta o correr en el parque. De esta manera aumentarás la resistencia cuando tengas que cumplir una rutina de levantamiento de pesas.

3. Respeta las superseries

Se trata de dos ejercicios para músculos opuestos o un único músculo que se realizan sin descanso. Las superseries nos permiten entrenar por ejemplo bíceps y tríceps al mismo tiempo y sacar el máximo provecho al entretenimiento.

Si recién has empezado con la rutina lo ideal es que hagas 30 minutos de cardio y luego las superseries, pero no más de tres veces a la semana. Estas se componen por ejemplo por cinco ejercicios de 30 segundos cada uno y un descanso de 10 segundos entre series.

4. Destaca los hombros

Si te ocupas solo de los bíceps y los tríceps, tendrás brazos tonificados ‘a medias’. Incluso si agregas ejercicios de pecho se verán bien, pero aún les faltará algo. Trabaja también los músculos que no se ven como es el caso de los deltoides traseros de los hombros. Así modificarás tu postura al llevar los brazos un poco hacia atrás y parecer más alto y delgado.

5.Haz ejercicios específicos

Claro que para lucir unos brazos bien marcados tienes que realizar ejercicios específicos. Para empezar, rotaciones: ponte de pie o sentado en el banco y toma una mancuerna con cada mano. Estira los brazos para que queden ‘en cruz’ y gira en sentido de las agujas del reloj 30 veces. Haz lo contrario otras 30 repeticiones.

Otro ejercicio es el de la “V”. La postura inicial es la misma que la anterior, pero en el este caso los brazos hacen un movimiento completo. Sube ambos hasta que se choquen por encima de la cabeza. Para lucir brazos tonificados tendrás que ser muy constante y comprometerte con la rutina. ¡Es la única manera de ver resultados!