Cinco remedios para el dolor de cabeza

Francisco María García · 4 marzo, 2018
Existen multitud de causas que pueden generarnos dolor de cabeza, una molestia que nos impide disfrutar y rendir al máximo, pero por suerte, hay remedios naturales que nos ayudarán a combatirlos de manera efectiva

El dolor de cabeza puede estar generado por tensión muscular, estrés, desorden alimenticio, falta de sueño, cansancio ocular o enfermedades; es molesto e irritante. Lo bueno es que hay remedios para el dolor de cabeza naturales, prácticos y muy efectivos.

En el mercado abundan analgésicos y antiinflamatorios, pero no se querrá sobrecargar el organismo con ellos. Cuando la cefalea tensional presiona sienes, ojos y frente, o la migraña “martilla” un lado de la cabeza, la mejor idea no es castigar el estómago con medicamentos.

Hay quienes mejoran con un poco de silencio y reposo, pero otros necesitan algo más que descanso. En esos casos quizás sea conveniente recurrir a uno de estos 5 remedios caseros para el dolor de cabeza.

Agua

Como tratar calambres musculares.

Algo tan básico como la ingesta de agua puede ayudar a desaparecer el dolor de cabeza. No hay que olvidar que una de las causas de este malestar es la deshidratación. Dos vasos de agua o zumo natural (sin azúcar), ofrecen bienestar; mucho más potentes son los beneficios del agua con limón.

El agua además relaja. Por ello a quienes sufren de frecuentes cefaleas se les recomienda darse un baño con agua tibia, aunque sin mojarse la cabeza. También funciona colocarse una bolsa con agua caliente en la nuca y el cuello.

Otro remedio infalible es sumergir los pies en agua tibia y luego en agua fría, alternando los tiempos. Si se desea puede agregarse sales de baño o esencia de lavanda; esto aporta una sensación de calma muy satisfactoria.

De igual modo, se ha probado el alivio que produce el hielo colocado sobre la zona afectada. Pero no debe hacerse directamente en la piel, sino con una bolsa hermética o una manta. Esta terapia puede hacerse alternando frío y calor; para ello se aconseja usar otro paño humedecido con agua caliente.

Infusiones

Algunos consejos y remedios para el dolor de cabeza

Sustituyen cualquier analgésico sin efecto secundarios. Para el dolor de cabeza se recomienda la de jengibre, ya que inhibe la síntesis de las sustancias que lo desatan. Se prepara hirviendo no más de 10 gramos de la raíz en un poco de agua.

Muy consumida cuando existen cuadros gripales, la equinácea es también efectiva contra el dolor de cabeza. Una cucharada de la planta seca se incorpora en 200 mililitros de agua hirviendo, se deja reposar, se cuela y se sirve.

Dentro de la lista de plantas que alivian la cefalea quizás la más conocida sea la manzanilla. Para aprovecharla se agregan tres cucharadas de la flor por cada medio litro de agua; se hierve, se deja reposar, se cuela y se consume durante el día. Si se le agrega una cucharada de jugo de limón es aún mejor.

Otra combinación idónea es la de vinagre de manzana (dos cucharadas) y miel de abeja en un vaso de agua caliente. Se dice que aleja el dolor en minutos.

Masajes

Algunos consejos y remedios para el dolor de cabeza

El estrés, el cansancio y el insomnio conllevan a un dolor de cabeza y cefaleas. El cuerpo pide a gritos relajación y descanso. Para aliviar la tensión y lograr el estado físico deseado, es muy beneficioso masajear el cuello, el cuero cabelludo y otras zonas aquejadas por el dolor.

Los masajes en las sienes, lóbulos de las orejas, nariz y cuero cabelludo, se hacen con las yemas de los dedos; deben ser ligeros círculos, sin ejercer demasiada presión. Este tratamiento puede estar acompañado de aceites o esencias para un mayor efecto.

Los aceites esenciales más usados son el eucalipto, lavanda y manzanilla. Aunque también se emplea mejorana, romero y nuez moscada. Se pueden utilizar en los masajes por separado o mezclados y se aplican en masajes, baños o inhalaciones.

Café o aceite de oliva

El café reduce la inflamación de los vasos sanguíneos del cerebro y se constituye como un buen remedio para el dolor de cabeza. No obstante, si el organismo está acostumbrado al consumo de café a diario, puede que no se consiga el resultado requerido.

El aceite de oliva es un antioxidante por excelencia. Bastan dos cucharadas de este preciado producto para que el dolor de cabeza deje de ser un problema.

Prevenir

La mejor medicina es la preventiva. A continuación, unos consejos:

  • Consumir vitamina B2 y magnesio. Están presentes en almendras, nueces, vegetales, huevos y otros alimentos.
  • Caminar o correr al menos 30 minutos cada día. Esto libera las tensiones, mejora la salud física y aumenta la calidad de vida.
  • Asumir buenos hábitos. Ante los cambios hormonales, como el período menstrual en las mujeres, hay que practicar la relajación. Asimismo, conviene beber abundante agua, no levantar peso y desterrar las comidas muy sazonadas.
  • Controlar el estrés. Es preciso practicar yoga, ejercicios de respiración u otras actividades físicas que sirvan para alejar los detonantes del dolor de cabeza.