¿El culturismo es un peligro para el hombre?

21 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el periodista deportivo Fernando Clementin
Si te interesa el mundo del culturismo, debes definir si tus objetivos son solo estéticos o si deseas competir. En este último caso, hay ciertas precauciones que deberías considerar.

Aunque se trata de una modalidad deportiva extendida y bastante popular, muchas voces calificadas de la ciencia y la medicina afirman que el culturismo es un peligro si no se lo practica responsablemente. ¿Qué factores deben tenerse en cuenta acerca de esta disciplina?

En primer lugar, debemos diferenciar entre bodybuilding, la tendencia de crear músculos grandes y marcados con entrenamiento y una alimentación saludable, y el culturismo. Si bien en muchos países se usa el término ‘culturismo’ como sinónimo del bodybuilding, aquí haremos esa distinción.

Este último ya supone esfuerzos mucho mayores en todo sentido; por lo general, implica también el consumo de suplementos para alcanzar los objetivos más rápidamente. El bodybuilding, en cambio, puede ser un estilo de vida positivo.

¿En qué consiste el culturismo?

Como método de competición, el culturismo es una disciplina que demanda entrenamientos intensos, generalmente anaeróbicos y con trabajos de fuerza. El objetivo es lograr la mayor hipertrofia muscular posible para hacer crecer los músculos y, luego, exponerlos ante un jurado.

Los criterios que adquieren relevancia en este deporte son la definición de los músculos, su tamaño, simetría y las poses que los protagonistas adoptan para lucirlos.

El culturismo es una actividad física que no demanda un escenario donde realizarse, sino que las presentaciones se hacen en gimnasios o auditorios. Todo lo necesario es un lugar para los culturistas, otro para el jurado y, por supuesto, también un área para el público.

Consecuencias positivas del culturismo

Antes de hablar de sus peligros, debemos mencionar por qué muchas personas se suman a esta actividad física, ya sea con fines deportivos o estéticos. Algunas de sus principales virtudes para la salud son:

  • Ganancia de fuerza, resistencia y flexibilidad muscular.
  • Se previene la atrofia de los músculos.
  • Ayuda a evitar el dolor en las articulaciones.
  • Reduce la posibilidad de sufrir lesiones y caídas, ya que mejora el equilibrio.
  • Combate el sedentarismo.
Ganar volumen muscular.

¿Por qué el culturismo es un peligro?

Existen dos motivos fundamentales por los que los expertos aseguran que el culturismo es un peligro cuando no hay conciencia por parte del individuo que lo practica. Son los siguientes:

Exigencia física máxima

Uno de los fundamentos de quienes aseguran que el culturismo es un peligro es la enorme intensidad que demandan sus entrenamientos. Esto conlleva mucho tiempo y un cambio de estilo de vida total. Por ello, es normal que el trabajo, las relaciones con otras personas y otras obligaciones queden postergadas.

De igual modo, puede producirse un narcicismo desmedido o el síndrome de dismorfia, que hace que el deportista se vea delgado y adopte una postura más extrema con respecto a su ejercicio y alimentación. Estos excesos pueden ser muy peligrosos para su vida.

Si no te cuidas, el culturismo es un peligro real para tu cuerpo

El uso de ciertas sustancias como los anabolizantes es la principal alerta que los especialistas lanzan con respecto a esta disciplina. Si bien los anabolizantes son positivos frente a patologías como la osteoporosis, algunas anemias y la recuperación tras una operación, su uso indiscriminado conlleva importantes perjuicios a la salud.

A tal punto es así que en Estados Unidos se ha legislado para restringirlos y tratarlos, en ciertos aspectos, de manera similar a la cocaína. Los principales efectos negativos de su ingesta son estos:

  • Retención hidrosalina: el cuerpo retiene agua y sodio, lo que puede ser muy malo para personas hipertensas.
  • Problemas en el sistema endocrino: puede causar irregularidades hormonales, modificación de la mucosa uterina en mujeres e incluso hemorragias en la zona.
  • Virilización: las mujeres experimentan cambios en el tono de voz, acné e hipertrofia no solo muscular, sino también de las mamas y el clítoris.
  • Hepatotoxicidad: sobre todo en dosis mayores a las ‘recomendadas’, los anabolizantes pueden ser muy dañinos para el funcionamiento del hígado.
  • Disminución de la producción de testosterona: puede ocasionar problemas de diversas índoles para los hombres. Uno de los más graves es la esterilidad, ya que los testículos dejan de funcionar normalmente.
  • Estado catabólico prolongado: el día que se dejan de tomar los esteroides, al cuerpo le costará retomar su funcionamiento habitual. Entonces, el individuo puede sentirse debilitado, deprimido y con poca líbido.

Asimismo, es oportuno destacar que estas sustancias están totalmente contraindicadas en caso de embarazo; insuficiencia renal, hepática o cardíaca; carcinoma de próstata o al combinarlas con anticoagulantes orales o medicamentos antidiabéticos.

El culturismo es una forma de vida para sus practicantes.

Otras prácticas peligrosas para el cuerpo

Además de los esteroides, se han registrado y estudiado casos de inyección de aceite de soya en los músculos con la finalidad de provocar un crecimiento muscular para el culturismo. Tradicionalmente, el synthol es el famoso aceite con el que los atletas dan brillo a sus cuerpos; desde hace un tiempo, su uso ha variado, y no precisamente para bien.

Esta práctica efectivamente hace que los músculos se agranden, pero no precisamente por el crecimiento de la masa muscular. Esto conlleva efectos secundarios muy graves, como atrofia muscular, necrosis de fibras musculares, aparición de pus y hemorragias y hasta paradas cardíacas.

Conclusión: ¿el culturismo es un peligro para la salud?

Al igual que en tantos otros planos de la vida, podemos afirmar que la clave está en el equilibrio. El culturismo es un peligro cuando existe una obsesión desmedida por hacer crecer los músculos a toda costa y sin cuidar la propia salud y otros aspectos de la vida.

No obstante, sí puede ser una práctica positiva para mantenernos en forma, sentirnos bien con nosotros mismos e impedir que el cuerpo se atrofie y se pierda la movilidad con el paso del tiempo. En definitiva, siempre depende del uso que el ser humano hace de las herramientas que tiene a su alcance.

  • Julián De Hoyos; Alfredo Embid. Efectos indeseables de los esteroides anabolizantes. http://www.amcmh.org/PagAMC/medicina/articulospdf/57Anabolizantes.pdf
  • Físico culturismo y fitness. Guía de diseño de instalaciones deportivas. https://waltervillavicencio.com/wp-content/uploads/2018/06/FISICO-CULTURISMO-Y-FITNESS.pdf
  • Roberto Fidel Porto Álvarez; Rudbeckia Álvarez Núñez; Mayra Pérez Quintero; Ricardo Hernández Yagudin. Consecuencias del seudofisiculturismo en adolescentes. Hospital Pediátrico Universitario "Eliseo ¨Noel¨ Caamaño", de Matanzas. http://scielo.sld.cu/pdf/ort/v27n1/ort10113.pdf