Cobre: ¿está implicado en alguna patología?

7 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Lucía Corral
Reducir el consumo de cobre alimentario es de vital importancia para personas afectadas por la enfermedad de Wilson. Conoce más sobre la relevancia de este nutriente.

El cobre es un micronutriente esencial. Se descubrió porque había determinados procesos anémicos que no remitían al tratarlos con hierro, pero sorprendentemente sí cesaban cuando se trataban con cobre y hierro conjuntamente.

Metabolismo

El cobre se absorbe en el estómago y en el duodeno, la parte superior del intestino delgado. Después se transporta al hígado unido a una proteína llamada albúmina y, una vez allí, se incorpora a una glucoproteína, la ceruloplasmina, que lo transporta a distintos tejidos, donde se utiliza para sintetizar enzimas.

Las enzimas son moléculas orgánicas que permiten que se produzcan algunas reacciones químicas. Un ejemplo de enzima es la lactasa, la cual permite la degradación y digestión de la lactosa presente en los productos lácteos. La ausencia de esta enzima hace que la lactosa no se digiera; los sujetos que presentan este déficit son intolerantes a la lactosa.

Por ultimo, el cobre se elimina por vía biliar y por las heces. Se pierden aproximadamente unos 2-3 mg al día.

Funciones del cobre en el organismo

El cobre está implicado en el crecimiento, el desarrollo cerebral, la inmunidad, la maduración ósea y el metabolismo de otras moléculas como la glucosa y el hierro.

Más allá de esto, sobre todo actúa como coenzima. Se trata de un elemento esencial para que se produzcan algunas reacciones químicas, como por ejemplo la eliminación de un tipo de radicales libres.

Patologías asociadas

Existen dos enfermedades hereditarias que se producen por un error en el metabolismo del cobre: la enfermedad de Menke y la enfermedad de Wilson.

Enfermedad de Menke

Esta causada por una alteración en la absorción y transporte. Esto deriva en una acumulación de cobre en las células intestinales y una síntesis disminuida de los enzimas que lo necesitan.

Las manifestaciones clínicas de esta enfermedad son alteraciones cerebrales degenerativas que derivan en una muerte temprana. Se trata de una enfermedad hereditaria rara. El tratamiento tiene que iniciarse cuanto antes, ya que si no su eficacia es escasa. Este consiste en cobre por vía parenteral.

La patata es una fuente natural de cobre.

Enfermedad de Wilson

Se produce por un depósito excesivo de cobre en los tejidos causado por la incapacidad del hígado para excretarlo. La acumulación se produce en el hígado, el cerebro, la cornea y el riñón, y causa hepatopatía crónica. El tratamiento consiste en el uso de agentes quelantes del hierro y zinc y una dieta baja en cobre.

¿Cómo reducir el cobre de la dieta?

Una alimentación normal aporta unos 3 mg de cobre por día. En los casos de enfermedad de Wilson, los expertos aconsejan reducir los aportes del mineral a menos de 1 mg al principio del tratamiento y a menos de 3 mg cuando la enfermedad está establecida.

Es importante utilizar tablas de composición locales porque el contenido de los alimentos en cobre depende de la tierra en la que se producen.

Sin embargo, los alimentos que son siempre ricos en cobre son: vísceras, mariscos y frutos secos. En los cereales se encuentra en el grano, de modo que se pierde con el procesado.

Algunos alimentos que son siempre pobres en cobre son la leche y sus derivados. En la siguiente tabla se especifican las restricciones por grupos de alimentos.

Contenido de cobre en los alimentos

Grupo de alimento Permitidos Consumo moderado Excepcionalmente Evitar
Bebidas Aguas minerales

Café y te

Zumos y néctares de frutas Cacao
Carne Cualquiera a excepción de las indicadas en las otras categorías Pato, riñones y foie gras Hígado de cerdo Vísceras
Pescado Cualquiera a excepción de los indicados en las otras categorías Calamar, mejillones y cigalas Cangrejo de río, bigaros, langosta y bogavante El resto de mariscos
Huevos Todos están permitidos
Legumbres y verduras Cualquiera a excepción de las indicadas en las otras categorías Champiñones frescos, soja cocida, lentejas de bote
Farináceos Cualquiera a excepción de las indicadas en las otras categorías Arroz integral
Fruta y frutos secos Cualquier fruta Frutos secos y grosella
Lácteos Cualquiera a excepción de las indicadas en las otras categorías Parmesano
Grasas Cualquiera
Recetas de ensaladas para perder peso.

Respecto al consumo de agua, hay que tener en cuenta que puede ser una de las fuentes alimentarias de cobre más importante. Deberá comprobarse individualmente la composición del agua con el servicio de aguas municipales de cada ayuntamiento.

Por último, es importante evitar el consumo de alcohol, ya que puede perjudicar al hígado. Además, aquellas personas con insuficiencia hepática deberán limitar el aporte de proteínas y de sal conforme a las prescripciones de su médico.

  • Maladie de Wilson. Centre Nacional de Referente Bernard Pepin
  • Salas-Salvadó J. Nutrición y dietética clínica. Barcelona: Masson; 2009