El deporte ayuda a la disminución de presión arterial

Oriana Noguera · 2 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en Educación Física Elisa Morales el 18 marzo, 2019
Entre sus diversos beneficios, el deporte es sumamente positivo para la salud cardiovascular. ¿Conoces sus bondades con respecto al control de la presión arterial?

La hipertensión no es una enfermedad que se debe tomar a la ligera. Por lo tanto, si está dentro de tus posibilidades tomar acciones para reducirla, el deporte es una maravillosa opción. ¡A continuación te contamos por qué!

La presión arterial está presente en todos los seres humanos; se trata de la presión que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. No obstante, se convierte en un problema cuando aumenta por encima de lo normal. Afortunadamente, un estilo de vida saludable para ayudarnos a normalizarla.

Presión arterial

El organismo está diseñado para tener una presión arterial o presión sanguínea adecuada, que garantice la circulación de la sangre por los vasos sanguíneos. De esta forma, se logra oxigenar y nutrir los órganos para su correcto funcionamiento.

La presión arterial debe medirse cada cierto tiempo para cerciorar que todo esté en orden. Hay dos componentes que se observan:

  • Presión sistólica: Hace referencia al sístole, es decir, la contracción del corazón y el efecto de presión de sangre que ello genera sobre la pared de los vasos. Esta presión normalmente debe estar en menos de 120.
  • Presión diastólica: Corresponde al valor mínimo de cuando el corazón se relaja luego de la contracción (diástole). Esta presión debe encontrarse en 80 o menos.

Hipertensión

La presión arterial alta también se denomina como hipertensión. Como su nombre lo indica, se trata de la presión sanguínea por encima de lo normal.

A medida que la presión arterial comienza a aumentar, se deben tomar acciones para disminuirla y, de esta forma, evitar que pase a mayores. La hipertensión puede ocasionar enfermedades cardíacas y derrames cerebrales, por lo que es primordial tratarla inmediatamente.

Los beneficios de caminar.

La presión arterial alta se divide en tres etapas:

  • Prehipertensión: La presión sistólica entre 120-139, y la presión diastólica entre 80-89 son consideradas previas a la hipertensión. En esta fase, se deben tomar acciones para llevarla a niveles normales.
  • Hipertensión fase 1: Se da una presión sistólica de 140-159 y una presión diastólica de 90-99.
  • Hipertensión fase 2: El paciente presenta una presión sistólica de 160 o más y presión diastólica de 100 o más.

Las dos últimas etapas ya son consideradas hipertensión, y deben ser atendidas por un médico. Es realmente importante acudir con un profesional que provea una dieta y medicamentos necesarios para controlar la presión arterial.

Deporte y presión arterial

Para disminuir la presión arterial, es recomendable tener una dieta sana y con menos sal, consumir los medicamentos recetados por el médico de ser necesario y también hacer deporte.

La actividad física es una herramienta fenomenal para ayudar a reducir la presión arterial.Incluso si no la tienes alta, el deporte también sirve para mantenerla estable y dentro de sus niveles normales.

La relación entre el ejercicio y la disminución de la presión arterial alta es muy simple. Al hacer deporte, aumenta el ritmo cardíaco, lo que hace que el corazón trabaje con mayor frecuencia.

Asimismo, el ejercicio con regularidad fortalece el corazón, lo que facilita el bombeo de sangre y, a su vez, la fuerza en las arterias baja y reduce la presión arterial.

El deporte, además de disminuir la presión arterial, también baja los niveles de colesterol, reduce el riesgo de padecer diabetes o infarto y te ayuda a mantener un peso adecuado.

¿Todos los deportes son buenos para la hipertensión?

Es importante destacar los deportes que son recomendables para tratar la hipertensión y los que no son tan convenientes para realizar. Puesto que el objetivo es disminuir la presión arterial, hay algunos ejercicios que deberías no hacer con tanta frecuencia:

  • Levantamiento de pesas.
  • Ejercicios cardiovasculares demasiado vigorosos.

El problema con estos ejercicios es que pueden ser demasiado demandantes para una persona que tiene dificultades con la presión arterial. Por lo tanto, lo mejor es evitarlos o realizarlos de manera moderada y con supervisión de un entrenador profesional.

Ejercicios más recomendados

Al tener la presión arterial alta, se debe tomar en consideración que no se pueden poner en práctica ejercicios que sean extremadamente exigentes. Y a su vez, es necesario recalcar la importancia del calentamiento para acondicionar el cuerpo antes de la actividad física.

Ejercicios de Pilates para practicar.

Los ejercicios indicados para disminuir la presión arterial son los siguientes:

  • Pilates.
  • Entrenamiento LISS.
  • Caminar.
  • Andar en bicicleta.
  • Yoga.

Bien sea que tengas que disminuir la presión arterial o mantenerla en un buen nivel, el deporte es una gran opción para lograrlo. Siempre y cuando lo hagas de manera correcta y acompañado de una buena alimentación e hidratación, verás los cambios positivos en poco tiempo.