Ovarios poliquísticos: qué es y cuál es su tratamiento

Antonio Reyes · 24 octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por él médico Leonardo Biolatto el 19 octubre, 2019
El síndrome de ovarios poliquísticos es un trastorno hormonal que puede afectar a las mujeres en su edad fértil. En este artículo vamos a ver en qué consiste y cómo tratarlo.

El componente hormonal es muy importante tanto para la salud del deportista como para su vida en general. Uno de los síndromes que pueden tener una gran relevancia hormonal, y con ello afectar al ejercicio físico y al bienestar general de un individuo, es el síndrome de los ovarios poliquísticos. En este artículo vamos a explicar qué es este síndrome, sus síntomas y su tratamiento.

Síndrome de ovarios poliquísticos

El síndrome de ovarios poliquísticos es un trastorno hormonal que pueden padecer mujeres en su período fértil. Su origen no está realmente claro, aunque se han involucrado en su origen tanto factores genéticos como ambientales.

Se piensa que niveles altos de hormona anti-mulleriana —HAM— y andrógenos durante la gestación podría provocar la expresión de determinados genes que, una vez llegada la pubertad, manifestarán este síndrome.

Síntomas

Esta enfermedad tiene una gran variedad de síntomas. La mayoría de ellos están relacionados con los niveles elevados de andrógenos.

El síndrome de ovarios poliquísticos toma su nombre de la gran cantidad de quistes líquidos que se forman en el ovario, pero la sintomatología va mucho más allá. Aquí exponemos algunos de los síntomas más frecuentes:

  • Irregularidades en la menstruación. Es especialmente frecuente experimentar ciclos prolongados. También es habitual tener ciclos muy intensos, con sangrados abundantes y más dolorosos.
Chica con dolor y desgano durante el periodo.

  • Ovarios poliquísticos. Como ya hemos comentado antes, pueden aparecer numerosos quistes en el ovario llenos de líquido. Estos quistes son visibles en la exploración radiológica, así como en la tomografía computarizada o la resonancia magnética. Pueden ser tan numerosos y abundantes que pueden llegar a protruir sobre otras vísceras abdominales, lo que produce dolor.
  • Hiperandrogenismo. El exceso de andrógenos —hormonas masculinas—, que es causa del síndrome de ovarios poliquísticos, también puede ser el origen de la mayor parte de sus síntomas. Esto puede provocar la aparición de vello facial y corporal, lo que se conoce como hirsutismo.
  • Otros síntomas pueden ser el acné y la alopecia androgénica, que consiste en una caída de cabello que provoca en las mujeres una calvicie muy similar a la de los varones.

Complicaciones

Esta enfermedad cuenta con una serie de complicaciones que pueden poner en riesgo la salud. Entre ellas encontramos la obesidad, pero son especialmente frecuentes e importantes la diabetes, la apnea del sueño, la hipertensión arterial o la esteatosis hepática no alcohólica. También son comunes los trastornos de la alimentación, la depresión o la ansiedad.

Tratamiento del síndrome de ovarios poliquísticos

El tratamiento del síndrome de ovarios poliquísticos es complejo. No hay un método específico para esta enfermedad, por lo que se suele optar por medidas dietéticas para evitar las complicaciones y reducir al máximo los síntomas.

Los principales objetivos del tratamiento de este síndrome son la reducción de la resistencia a la insulina, la pérdida de peso y la normalización de los períodos menstruales. Los principales pilares del tratamiento del síndrome del ovario poliquístico son las medidas dietéticas y el estilo de vida y la medicación.

Ejercicio físico y la alimentación

El ejercicio físico debe ser uno de los pilares de la vida de una paciente con síndrome de ovario poliquístico. Es especialmente recomendable el ejercicio interválico, el cual se ha demostrado que es muy eficaz para reducir la resistencia a la insulina.

Los beneficios de practicar HIIT son perceptibles al poco tiempo de haber comenzado.

Además, estos trabajos ayudan en el control del peso corporal por aumentar el metabolismo de las grasas. De forma añadida, esto también puede contribuir a regular los ciclos menstruales. Una correcta alimentación nos ayudará a conseguir estos objetivos si la acompañamos de ejercicio físico.

Medicación

En la mayoría de los casos, las medidas dietéticas no son suficientes para controlar la enfermedad. Es habitual el uso de anticonceptivos orales, ya que estos son capaces de unirse a las hormonas androgénicas como la testosterona e inactivarlas. De esta forma, se consigue evitar toda la sintomatología androgenizante como el hirsutismo o el acné.

Además, la metformina también se suele utilizar para reducir la resistencia a la insulina. También es frecuente el uso de estatinas —como la atorvastatina— para reducir la sintomatología del síndrome metabólico y disminuir el colesterol en sangre. Con esto, también se puede conseguir regularizar el peso corporal.

  • McCartney CR, Marshall JC. CLINICAL PRACTICE. Polycystic Ovary Syndrome. N. Engl. J. Med. [Internet]. 2016 Jul 7 [cited 2019 Oct 16];375(1):54–64. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27406348
  • Legro RS. Evaluation and Treatment of Polycystic Ovary Syndrome [Internet]. Endotext. MDText.com, Inc.; 2000 [cited 2019 Oct 16]. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25905194
  • Segal KR, Edano A, Abalos A, Albu J, Blando L, Tomas MB, et al. Effect of exercise training on insulin sensitivity and glucose metabolism in lean, obese, and diabetic men. J Appl Physiol [Internet]. 1991 Dec 1 [cited 2019 Oct 16];71(6):2402–11. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1778939
  • Síndrome de ovario poliquístico - Síntomas y causas - Mayo Clinic [Internet]. [cited 2019 Oct 16]. Available from: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/pcos/symptoms-causes/syc-20353439