¿Qué efectos tiene la alulosa sobre la salud?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 16 marzo, 2019
Pilar · 13 marzo, 2019
La alulosa se presenta como el azúcar saludable. Logra endulzar toda clase de recetas y, además, no pierde sus cualidades al exponerse a elevadas temperaturas. Descubre cómo repercute en nuestro organismo.

El azúcar es uno de los principales enemigos de la salud. Al encontrarse en tantísimos productos, resulta muy complicado dejar de consumirlo. Una forma de hacerlo es optando por sustitutos que son más saludables y tienen un sabor similar. Todos conocemos la sacarina y la stevia. A partir de ahora, tenemos que añadir una tercera opción: la alulosa.

Lo más probable es que todavía no hayas oído hablar acerca de la alulosa. Es normal, dado que se trata de una de las novedades más recientes en el mercado de la alimentación.

De momento, tan solo te vamos a decir que está llamada a ser la sustituta definitiva del azúcar. Si quieres saber más sobre este novedoso producto, sigue leyendo. En este post, te contamos en qué consiste y también te explicamos sus efectos sobre la salud.

¿Qué es la alulosa?

La alulosa es un edulcorante que se presenta como una alternativa saludable al azúcar. Apenas contiene calorías y es capaz de endulzar de forma muy similar a la que lo hace el azúcar. Por estos motivos, se podría decir que es un azúcar sano.

La alulosa se encuentra en la naturaleza en alimentos como los higos. Está en cantidades muy pequeñas y se fabrica a partir de almidón de maíz.

Este novedoso edulcorante está llamado a ser el sustituto definitivo del azúcar. Su uso es especialmente interesante para la industria alimentaria, ya que facilita los procesos de cocinado.

El talón de aquiles de la sacarina y de la Stevia es su comportamiento en altas temperaturas. El sabor deja de ser tan dulce como debería y pasa a tener un toque amargo. Además, impide que los bizcochos, galletas y demás repostería tengan la textura que le caracteriza.

Mujer echa azúcar al café.

En cambio, la alulosa no se ve afectada por las temperaturas elevadas. Como consecuencia, el resultado es mucho mejor y muy similar al de los productos elaborados con azúcar.

¿Es la alulosa tan perfecta como parece? A continuación, analizamos los diferentes modos en los que repercute en el organismo para despejar todas tus dudas.

Efectos de la alulosa para el cuerpo

No eleva los niveles de insulina

La gran cualidad de la alulosa es que el cuerpo la absorbe, pero no la metaboliza. Esto es una gran noticia para aquellas personas que sufren diabetes, ya que pueden disfrutar de los dulces sin ningún problema. De este modo, se acaba con todos los problemas que conlleva el consumo de dulces, tales como los picos de glucosa.

Entonces, se podría decir que la alulosa es la mejor alternativa que hoy en día está disponible para las personas diabéticas. Esto no solo es debido a que el cuerpo no la metaboliza; también porque los bizcochos, las galletas o las tartas que preparemos con este ingrediente en vez de con azúcar son igual de dulces y poseen la misma textura.

Favorece la pérdida de peso

El consumo elevado de azúcar está directamente relaciona con la obesidad y el sobrepeso. Es por ello que las personas que desean alcanzar su peso ideal restringen su ingesta. Una buena forma de hacerlo es tomando alulosa. Tal y como hemos comentado anteriormente, casi no contiene calorías, por lo que es perfecto para este tipo de casos.

Más allá de esto, tampoco es recomendable abusar de la alulosa. Además, hay que tener en cuenta que la repostería elaborada con alulosa no contiene azúcar pero sí abundantes grasas. De todos modos, es una buena forma de matar el gusanillo siempre que se tome con moderación.

Desintoxica tu cuerpo: una de las mejores alternativas es reducir el consumo de azúcar.

Puede empeorar la flora intestinal

Por lo general, la alulosa no tiene por qué suponer un problema de salud. Sin embargo, aquellas personas que tienen la flora intestinal debilitada o sufren problemas tales como el síndrome del intestino irritable deben tener especial cuidado. 

La alulosa no se metaboliza, por lo que se mantiene durante un tiempo en el interior de nuestro cuerpo hasta que es expulsada. Durante este período, puede entrar en contacto con las bacterias presentes en nuestro intestino y, como consecuencias, provocar molestias.

Con esto no queremos decir que no la deban tomar, ya que cada cuerpo reacciona de una forma distinta. De igual modo que se debe tener cuidado con el exceso de grasa o las bebidas con gas, hay que comprobar si la alulosa afecta de manera negativa para regular su consumo luego.

  • Mateus, J. Alulosa, el azúcar bajo en calorías que sigue innovando en la industria. Recuperado de: https://revistaialimentos.com/noticias/alulosa-azucar-bajo-en-calorias-sigue-innovando-la-industria-alimentos/
  • López Pareja, M. (2017). Bebidas con azúcar o con edulcorantes: ninguna es buena para tu salud.
  • Edulcorantes. EPSA Aditivos alimentarios. Recuperado de: http://www.aditivosalimentarios.es/php_back/formulaciones/archivos/4/doc_es/4.pdf