La importancia de la motivación durante el ejercicio

Oriana Noguera · 5 octubre, 2018
Algunos de los indicios de la falta de motivación son no entrenar con tanta frecuencia, comenzar la rutina y dejarla hasta la mitad o hacer los ejercicios con desgana

Motivación viene del latín motivus, lo que se significa ‘causa del movimiento’. Por ende, la gran importancia de la motivación es que es el combustible que nos empuja a realizar las acciones de todos los días; influye en la conducta del humano para alcanzar metas, satisfacer necesidades y obtener sensaciones placenteras.

Ahora bien, una persona puede tener múltiples razones para ejercitarse, como perder peso, mantener un buen estado de salud, sentirse mejor consigo mismo, entre otros. Todas esas razones son motivos que impulsan la realización del ejercicio. Asimismo, cuando la persona comienza a sentir y ver los resultados lo alienta a mantener la convicción para seguir ejercitándose.

¿Cuál es la importancia de la motivación?

A menudo las personas comienzan a hacer ejercicio con gran emoción, compran ropa deportiva, pesas, zapatillas especiales, pero al cabo de un tiempo lo abandonan. La ausencia de motivación solamente puede conducir a dos destinos: el fracaso o la obligación. 

Cómo motivarse para hacer ejercicio todos los días.

Aunque no se hable mucho sobre la importancia de la motivación durante el ejercicio, en realidad tiene mucho peso para el rendimiento de la persona. La obligación de hacer ejercicio no es una forma de motivación, al contrario, es una manera de perderla; solo encierra a la persona en un bucle de hacer algo con lo que no se siente completamente cómodo.

Asimismo, perder la motivación es lentamente caminar hacia un punto donde quieras dejar de ejercitarte. Por esta razón, hay que estar constantemente buscando alternativas para mantener la motivación viva. Esto es sumamente importante, puesto que no todo el tiempo la razón que te motiva en un principio puede ser la misma que te motive luego de un tiempo.

Todo está en ti

La importancia de la motivación la impones tú mismo. Es decir, el dominio de cómo transcurren las cosas durante el ejercicio está en tus manos. Si comienzas a tener indicios de pérdida de motivación, entonces eres responsable de hacer algo al respecto. Debido a esto, hay que saber identificar cuándo y por qué se comienza a perder la motivación.

Por supuesto, habrán ciertos días en los que no habrá un rendimiento altísimo durante el ejercicio, y eso es normal. Sin embargo, cuando se vuelve algo pesado y constante, entonces hay que revisar qué pasa y repararlo. Es necesario prestar atención a los pequeños detalles, realizar una introspección y tomar medidas en función a cómo te sientes.

Existen diferentes maneras de mantener la motivación despierta; pero ante todo debes tener en mente que todo va cambiando. Por lo que debes estar abierto a probar nuevas opciones que se adapten a ti. Por ejemplo, en la danza los bailarines están constantemente en búsqueda de inspiración, que los mantenga conectados con lo que hacen. De igual forma debes hacer con el ejercicio, encontrar la inspiración que haga un lazo con el entrenamiento.

Consejos para la motivación deportiva.

Opciones para motivarte

No restes importancia a la motivación durante el ejercicio. En caso de que estés en proceso de explorar, buscar inspiración y entrelazarse con el ejercicio; existen varias opciones que son sencillas de aplicar y pueden mantenerte motivado mientras hallas una motivación mucho más personalizada:

  • Proyecta lo que deseas lograr.
  • Incluye a tu día a día aspectos relacionados al ejercicio.
  • Haz ejercicios que realmente te gusten y puedas disfrutar.
  • Haz amigos con los que puedas ejercitarte.
  • Evita compararte con otras personas.
  • Ten claras tus metas y objetivos.
  • No prestes atención a comentarios negativos.
  • Sal de la rutina y haz algo distinto cada cierto tiempo.

El factor motivación es el corazón de todo un sistema que se mantiene en movimiento; si el corazón falla el sistema se detiene. Así que haz lo posible por conservar la motivación vívida para lograr hacer ejercicio con frecuencia. Además, mantenerte motivado se nota en el rendimiento deportivo, tu estado de ánimo y la pasión con la que haces los ejercicios.

Tú tienes el control de tu mente y lo que puedes hacer con tu cuerpo. No permitas que la falta de motivación te aleje de la infinidad de cosas que eres capaz de lograr. ¡Demuestra de qué estás hecho y afronta con toda la motivación del mundo los retos del mundo deportivo!

  • Maslow, A. H. (1943). A theory of human motivation. Psychological Review50(4), 370–396. https://doi.org/10.1037/h0054346
  • Deci, E. L., & Ryan, R. M. (2008). Self-determination theory: A macrotheory of human motivation, development, and health. In Canadian Psychology(Vol. 49, pp. 182–185). https://doi.org/10.1037/a0012801
  • Gagné, M., & Deci, E. L. (2005). Self-determination theory and work motivation. Journal of Organizational Behavior26(4), 331–362. https://doi.org/10.1002/job.322
  • Wann, D. L., Schrader, M. P., & Wilson, A. M. (1999). Sport fan motivation: Questionnaire validation, comparisons by sport, and relationship to athletic motivation. Journal of Sport Behavior22(1), 114–139. https://doi.org/Article