Miedo escénico en el deporte: ¿qué significa?

Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga deportiva Maria de los Angeles Mantilla Cuesta
Te contamos algunas causas y síntomas del miedo que los deportistas puedan tener en determinadas circunstancias y qué hacer frente a este problema.
 

El miedo escénico en el deporte es un tema que todo deportista tiene que conocer para saber cómo manejar el momento que empiece a sentir nervios o miedo previo a una competencia. Te contamos más sobre este tema en las siguientes líneas.

El miedo es una emoción básica que tiene todo ser humano. Se define como un estado de alerta frente a una amenaza o peligro hacia el futuro. Por lo general, a las personas les cuesta saber cómo afrontarlo si es que no cuentan con las herramientas necesarias.

Por otra parte, según menciona Cortrufo y Ureña 2018, esta emoción busca que las personas estén en un estado de alerta frente a todos los eventos que ocurren dentro del deporte. Esto quiere decir que el miedo es un mecanismo de defensa que tienen los seres humanos para protegerse de amenazas constantes.

El miedo escénico

El miedo escénico surge desde que el deportista ingresa al equipo o competencia individual por primera vez. Esto se debe a la falta de conocimiento o información frente a la posición o rutina que va a realizar. También puede deberse a que no tienen el conocimiento adecuado de los otros competidores con los que se va a enfrentar.

 

Si se trata de la primera vez que una persona enfrenta situaciones de este tipo, se lo puede categorizar como una situación de ‘normalidad’, ya que siempre es necesario pasar por un proceso de adaptación.

¿Cuándo es un problema?

El miedo escénico se vuelve un ‘problema’ o algo patológico cuando no permite avanzar a los deportistas con sus acciones, desempeño, concentración y habilidades que han adquirido después del entrenamiento. A esto se le llama ‘ataque de pánico’ frente a eventos significativos, lo que puede generar ansiedad.

El miedo escénico puede generar ataques de pánico en los deportistas.

¿El miedo escénico puede producir ansiedad?

Según la Asociación de Psicología Americana —APA—, la ansiedad tiene varios tipos. Uno de ellos es muy acorde a definir un miedo escénico o ataque de pánico previo a una competencia.

Esta entidad menciona que los síntomas que puede tener un deportista en aproximadamente 5 minutos y que están asociados a un ataque de pánico son: 

  • Palpitación  o aceleración de la frecuencia cardíaca.
  • Sudor.
  • Temblor.
  • Sensación de dificultad para respirar.
  • Dolor o molestia en el pecho.
  • Naúseas.
  • Malestar abdominal.
  • Mareo.
  • Escalofríos o sensación de calor.
  • Sensación de hormigueos.
  • Miedo a morir, que en este caso se traduce en miedo a fracasar, perder o a que se dé un evento catastrófico dentro de la competencia.
 

Miedo escénico: prearranque

De igual forma, al ataque de pánico dentro del deporte se lo puede definir como ‘prearranque’. El prearranque se da en todos los deportistas antes de una competencia.

Sin embargo, existen algunos deportistas que lo saben manejar, ya que han tenido ayuda para controlar los síntomas, mientras que otros no han logrado controlarlo y, por ende, se les dificulta concentrarse para la competencia.

Varios autores resumen que el prearranque es un estado, una emoción que se da de forma involuntaria previa a cualquier competencia, por lo general de alto impacto. Además, se debe tomar en cuenta la actitud que tiene un deportista previo a realizar cualquier acción, lo que puede provocar una alteración emocional, de atención, del pensamiento o de la memoria.

Causas del prearranque

Existen varias causas para que este estado se active; una de ellas surge después de que el deportista ha sido notificado que va a competir. Al pertenecer a un equipo, el deportista experimenta una presión interna para que el conjunto gane todas las competencias. Además, es importante conocer si se encuentra en la alineación titular o de suplente.

 

Por otro lado, se encuentran los deportistas que compiten individualmente. Ellos, al momento de competir, comienzan a tener estos síntomas que surgen después de pensar cuál será el resultado del torneo, y eso impide que estén concentrados.

Como establece Arruza Gabildo, Arriesta y Balgué (1998), estos prearranques se pueden dar de la siguiente manera:

  • Tiempo: minutos, horas, una semana previa a la competencia
  • Categoría: internacional, nacional, local, amistoso y final.
  • Competencia: clásicos, tamaño y fuerza de los rivales y preparación.

¿Cómo controlar el miedo escénico?

Es necesario que el deportista pueda manejarse mediante la respiración, para que se encuentre relajado y pueda rendir lo mejor posible durante la competencia. Asimismo, puede ser de ayuda escuchar música que lo relaje. El fin de esta herramienta es que despeje su mente y permanezca seguro de la función que va a cumplir.

¿Ansiedad en los deportistas?

Por otro lado, suelen ser beneficiosos los ejercicios de estiramiento y calentamiento, con el fin de eliminar todas las tensiones que se alojan en los músculos y, de esta manera, sentirse más ligero para competir.

 

Finalmente, Dósil (2007) menciona que la actitud del entrenador es fundamental. Este ha de saber manejar la situación brindando la seguridad y confianza necesaria para que logren cumplir los objetivos planteados al principio de la temporada.

Miedo escénico: no dudes en tratarlo

En conclusión, al miedo escénico se lo puede conocer como un ataque de pánico previo a un torneo deportivo de alto rendimiento o un prearranque que causa ansiedad y desesperación antes de la competencia. Se da en el deportista un temor a no cumplir con las metas planteadas desde un inicio.

Esto puede darse por la falta de preparación y entrenamiento del deportista o por presión por parte de sí mismo o agentes externos. Adicionalmente, influyen las expectativas altas que puede tener el propio deportista. Para su tratamiento, la intervención psicológica para el control de emociones y pensamientos puede ser fundamental.

  • Arruza Gabilondo. J, Arriesta. M y Balagué Gea. G (1998), Rendimiento deportivo e influencia del estado de ánimo, de dificultad estimada y de la autoeficacia en alta competición. Revista psicología del deporte, 7(2).
  • Asociación Americana de Psicología (2014), DSM -5. Manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, ed 5, ED: Panamericana
  • Cortrufo. T, y Ureña Bares. J (2018), El cerebro y las emociones. Sentir, pensar y decidir. Capítulo 4: Las emociones básicas. Neurociencia & Psicología. ISBN: 978-84-17177-53-9
  • Dósil. J (2007). El psicólogo del deporte. Asesoramiento e intervención. ED: Editorial Síntesis.