Tips a tomar en cuenta para medir la frecuencia cardíaca

Adrián Pérez · 1 marzo, 2018
Todos los órganos del cuerpo son importantes, pero si hay uno que debes monitorear, es tu corazón y su funcionamiento, es decir, la frecuencia cardíaca; es cierto que esta puede variar de acuerdo a la actividad física, pero es importante entender cómo funciona y porqué varía

Cuando al corazón se hace referencia, ya es la propia vida la que se valora. Sea que participes de una actividad física o no, la frecuencia cardíaca o las veces que tu corazón contrae y se relaja en un minuto, pueden indicarte cuanta potencia anaeróbica está demandando el organismo.

Tu frecuencia cardíaca: ¿cómo conocerla?

El corazón tiene una función central: bombear. Y cada vez que lo hace, debe contraerse y generar un impulso que pueda llevar la sangre a todo tu organismo, y a su vez, el oxígeno necesario para efectuar las funciones de las actividades cotidianas y de las exigencias físicas de algún deporte.

Medir la frecuencia cardíaca.

Pero no es tan sencillo, ya que gracias al gran número de ramificaciones que tiene tu cuerpo, ese impulso de tu corazón debe ser lo suficientemente fuerte como para que mantenga una determinada presión, con una frecuencia estable en determinado tiempo. Esto que conocemos como frecuencia cardíaca, tiene un gran gasto de energía para el corazón.

¿Por qué medir tu frecuencia cardíaca?

Siendo una función de tu corazón tan frecuente e importante, debes conocer cómo medirla, y puedes hacerlo en base a la actividad física que estés realizando.Esto te permitirá optimizar tu esfuerzo físico y no llegar a un punto en el cual tu salud se vea perjudicada por un esfuerzo desmedido.

Por eso, para calcular o medir tu frecuencia cardíaca, debes tomar tu pulso. Puedes hacerlo utilizando algún dispositivo electrónico muy común para los deportistas o también con tus dedos.

Cómo medir tu frecuencia cardíaca

Si lo haces con tu muñecadeberás utilizar tu dedo índice y medio,debes colocarlo donde sepas que pasa una arteria. Habitualmente, esto se hace en el cuello donde está la arteria carótida, o en la muñeca donde está la arteria radial. Ambas arterias pasan muy cerca de la piel y es fácil sentir la pulsación. Estos son dos puntos entre otros que también son factibles.

Una vez que identifiques el lugar, presiona con tus dedos levemente y cuenta cuantas pulsaciones tienes en el lapso de un minuto.

Si lo haces con un dispositivo, este debe estar ajustado a tu cuerpo donde sea cómodo llevar. Hay algunos que se usan en la muñeca como si fuese un reloj, y también los hay con una cinta elástica que se coloca en el pectoral y sus lecturas son digitales, estos vienen con otras funciones añadidas.

Medir la frecuencia cardíaca.

Tips para medir tu frecuencia cardíaca

No hace falta que seas un deportista profesional para darle atención a tu frecuencia cardíaca. Será  importante que conozcas cuál es tu frecuencia cardíaca máxima, tanto en actividad física como en la vida cotidiana, y a la que se puede llegar sin poner en riesgo tu salud.

Pasos a seguir:

  1. Toma en cuenta que hay varios tipos de frecuencia cardíaca. Lo primero es conocer tus pulsaciones en un estado de reposo. Ese sería el punto de partida. Siéntate y mantente relajado por un espacio de 5 a 8 minutos. De lo contrario, la agitación acelerará tus pulsaciones y no será una lectura correcta.
  2. Identifica la parte de tu cuerpo donde tratarás de notar tu pulso. Habitualmente en el cuello y en la muñeca son las zonas más accesibles.
  3. Ahora, vas a presionar levemente con tus dedos índice y medio la zona en la que tratarás de percibir la pulsación.
  4. Comienza a contar la cantidad de pulsos o latidos que percibes en determinado tiempo. Podrías contar en 10 segundos y multiplicar por 6 para que te de la cuenta de ppm.
  5. Este método es práctico y sencillo y puede ayudarte en cualquier momento, lo que permitirá medir tu esfuerzo si te estás ejercitando.

Conocer la frecuencia cardíaca

Medir la frecuencia cardíaca.
Un dispositivo nos puede ayudar a conocer nuestra frecuencia cardíaca.

Los profesionales de la salud y del área deportiva establecen una frecuencia cardíaca según la actividad, la cual te servirá como referencia.

Por ejemplo, en mujeres menores de 60 años su frecuencia oscila de 78 a 102 ppm, y en mayores de 60 tendrá una frecuencia de 88 a 106 ppm. Mientras que en los hombres menores de 60 años su frecuencia será de 70 – 88 ppm, y si son mayores de 60, será de 76 a 90 ppm.

La frecuencia cardíaca normal de una persona  en reposo luego de pasar los 20 años, debe estar entre 50 y 100 ppm. Si tu frecuencia es menor o mayor que eso, es recomendable que acudas a un especialista, ya que hay otros factores que pueden alterarla.

Por lo tanto, conocer tu frecuencia cardíaca debe ser una rutina si se quiere habitual en tu vida, ya que si percibimos una desviación no real a la actividad que estamos realizando, esto puede suponer un factor de riesgo.  Pero claro, hay que tomar en cuenta tu edad y condición física.