Analizamos el sistema de juego 'catenaccio'

Este artículo ha sido escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
El catenaccio deriva de un sistema de juego llamado verrou, creado por un austríaco para un equipo de Suiza en los años treinta. ¿Qué más podemos aprender al respecto?
 

Se lo relaciona a la selección italiana de fútbol, pero en realidad fue inventado por un austríaco que dirigía un club suizo. En este artículo, analizaremos el sistema de juego conocido como catenaccio.

Los orígenes del catenaccio

Como antecedente al catenaccio, tenemos que hablar de otro sistema de juego, llamado verrou, que en francés quiere decir ‘cadena’. Este fue inventado por un entrenador austríaco llamado Karl Rappan, quien entrenaba entre los años treinta y cuarenta a la selección de Suiza.

Rappan dispuso a una figura, conocida como verreoullieur justo delante del portero para defender esa zona del campo. El sistema se usó por primera vez en 1932 en el Servette, un equipo del fútbol de Ginebra, Suiza.

Se trata de un esquema de cuatro defensas fijos —los dos medios abiertos retroceden— que se mueven marcando hombre a hombre; además, incluye un creador de juego ubicado en el centro del campo, que es el encargado de pasar el balón a los dos extremos.

La técnica del verrou modificó la típica alineación 2-3-5 de esa época, en la que solo el mediocampista tenía un rol defensivo, algo que provocaba mucho desgaste a nivel físico.

 

Ya que los rivales tenían tres delanteros, en la defensa de Rappan siempre ‘sobraba un defensor’, el cual pasó a tener el nombre de ‘líbero’.

El verrou pasó primero a tierras francesas de la mano del técnico Robert Accard, en el Olympique de Charleville-Mézieres, club donde jugaba Helenio Herrera, quien fue conocido por expandir el catenaccio en el fútbol italiano.

También este sistema de juego se implementó en la ex Unión Soviética, más precisamente en el Krylia Sovetov Samara, con el entrenador Aleksandr Abramov. Este mejoró el estado físico de los jugadores y fue rebautizado como Volga clip en los medios locales.

Esquema gráfico de la táctica del catenaccio.

La llegada de esta táctica a Italia

Los conceptos pensados y creados por Rappan se adaptaron al fútbol italiano de la mano del entrenador Giuseppe Viani, quien dirigía al equipo Salernitana. Este club logró ascender a la Serie A en 1947.

En esa misma época, el entrenador de la Triestina, Nereo Rocco, usaba tácticas similares influenciado por un entrenador húngaro llamado József Banás, quien lo había dirigido en 1941, en el Padova.

El sistema de Rocco es el que se conocerá después como el ‘verdadero catenaccio italiano’ y se usó por primera vez en 1947. La formación era 1-3-3-3 y el enfoque era más que defensivo. Con esta táctica, la Triestina quedó en segundo lugar del torneo Serie A de esa temporada.

 

Posteriormente, se incluyeron algunas variaciones como el 1-4-4-1 o el 1-4-3-2. Rocco pasó su estilo al AC Milán, con el que fue campeón de Italia y de Europa durante los años sesenta.

Una de las innovaciones del catenaccio italiano tenía que ver con ese ‘1’ en el esquema, es decir, el líbero, cuyo papel era recuperar los balones sueltos y anular al delantero rival. Además, se introdujo el contraataque, que comenzaba con pases largos desde atrás.

En este punto, aparece nuevamente en escena Helenio Herrera, ya como entrenador, que llegó al Inter en 1960 y estableció el sistema de cuatro defensores con un marcaje hombre a hombre y un líbero para recoger balones ‘perdidos’.

El catenaccio en la azzurra

Por supuesto que los equipos conseguían buenos resultados gracias al catenaccio (que en italiano quiere decir ‘cerrojo’). Para muchos, era un sistema ‘aburrido’, que mataba el espectáculo y no tenía atractivo para los espectadores.

Para otros, en cambio, fue la manera de ganar partidos y hasta títulos. Tal fue el caso de la selección italiana en el mundial de España 1982.

 

La Copa del Mundo de ese año tuvo a Italia en el grupo 1 junto a Polonia, Perú y Camerún. Esta selección europea pasó a segunda ronda tras ser bastante cuestionada: solo ganó un partido de los tres disputados, obviamente, con el catenaccio como bandera.

En segunda instancia, la azzurra formó parte del grupo C con Argentina y Brasil. Ganaron el primer partido contra los albicelestes por 2 a 1 y luego vencieron por 3 a 2 a la canarinha, en uno de los mejores partidos de esta copa.

La semifinal la jugó contra Polonia y ganó 2 a 0 —dos tantos de Paolo Rossi—, mientras que en la final se vería las caras con Alemania Federal. El partido en el Santiago Bernabéu de Madrid terminó 3 a 1 a favor de los italianos y significó la tercera copa para los azzurri.

La italiana es otra de las selecciones con más mundiales ganados.
Italia campeón del mundo en Alemania 2006. Imagen: Bolavip.

Un esquema que todavía se mantiene

Finalmente, merece la pena destacar a otros equipos que han usado el sistema catenaccio en los últimos tiempos. Por ejemplo, algunos que consiguieron grandes resultados fueron el Atlético Madrid (con Helenio Herrera y con Diego Simeone), el Estudiantes de la Plata (Argentina), el Once Caldas (Colombia) y el Atlético Paranaense (Brasil).

 

En esta lista podríamos añadir también al Tigres UANL (México), al Independiente Santa Fe (Colombia), al Valencia (España), al Inter de Milán (Italia) y a las selecciones nacionales de Grecia (Eurocopa 2004), Italia (Mundial Alemania 2006), Portugal (Eurocopa 2016) y Francia (Mundial 2018). Sin dudas, se trata de una táctica cuestionada, pero bastante efectiva.

  • Fuente, I - Formas de entender el fútbol. Capítulo 1: El Catenaccio - MARCA - Enero 2017 - https://www.marca.com/blogs/desde-el-aula/2017/01/31/formas-de-entender-el-futbol-capitulo-1.html
  • Carrera, T - Así empezó el Catenaccio - ESPN - https://www.espn.com.ar/noticias/nota?s=futbol/euro2012&id=1542452&type=story