Beneficios de jugar al rugby

Óscar Dorado · 17 mayo, 2019
El rugby es un deporte que cada vez está adquiriendo mayor popularidad. En el siguiente artículo aprovechamos para repasar cuáles son los beneficios de esta disciplina.

El rugby es un deporte especialmente popular en países como Francia, Sudáfrica, Inglaterra o Australia, entre muchos otros. Como actividad física, es dura, muy física y extremadamente divertida. Por si fuera poco, este deporte trae consigo increíbles ventajas, por lo que se antoja importante conocer cuáles son los beneficios más destacados de jugar al rugby.

Se trata de un deporte de equipo con un objetivo claro: lograr que el balón supere la línea de gol del oponente. A diferencia del deporte más popular en muchos países, el fútbol, en el rugby puedes utilizar las manos para desplazarte, mientras que está permitido lanzar el balón con las manos y los pies.

Esto lo convierte en una actividad realmente divertida, en la cual 15 jugadores por equipo se enfrentan para conseguir el mayor número de puntos.

A pesar de que todos los deportistas, sin depender de su condición física, pueden jugar al rugby, la realidad es que es un deporte muy exigente a nivel físico y mental. Por contra, es un deporte que puede ser practicado tanto como profesional o como aficionado. En ambos casos, los beneficios para la salud son palpables.

Uno de los aspectos que más llama la atención es la dureza que se emplea en el juego durante los ataques y los intentos de avances, las defensas y las transiciones de juego. Sin embargo, para minimizar el riesgo de lesiones y protegerse, existen elementos como el casco para proteger la cabeza, las orejas, los hombros, la clavícula y los dientes.

Beneficios de jugar al rugby

Los beneficios del rugby son muchos y variados, van desde mejorar la salud mental hasta potenciar el estado físico y la vida social. A continuación, los repasamos:

1. Mejora la salud cardiovascular

Entre otros beneficios, el rugby es un perfecto entrenamiento cardiovascular, por lo que permite mantener la silueta y evitar el exceso de kilos. Toma en consideración que, al correr, esquivar rivales o lanzar la pelota, la capacidad cardiovascular aumenta, lo que significa que el corazón y los pulmones funcionan de manera más eficiente y se produce una mejoría de la salud general.

El rugby es un juego muy físico, y demanda grandes aptitudes físicas de sus participantes.

2. Aumenta la fuerza y la agilidad

En segundo lugar, el rugby es un gran deporte para aumentar la fuerza de la parte superior del cuerpo. Esto se debe a que tener brazos fuertes es necesario para soportar las cargas de los oponentes y lanzar el balón.

Además, también desarrolla los músculos de las piernas; para correr y driblar a los rivales, se necesita tener la parte inferior del cuerpo entrenada. No olvides que la agilidad es clave, ya que los pies y las manos realizan cambios repentinos de dirección y ritmo.

3. Menos estrés y más autoestima

Al igual que otros deportes, el rugby es fantástico para eliminar el estrés acumulado. Permite distraer la mente y eliminar las frustraciones, mientras se liberan las famosas endorfinas, que son hormonas del bienestar causadas por el ejercicio físico y que contribuyen enormemente a la eliminación del estrés.

En la misma línea, la práctica de este deporte de equipo brinda a los jugadores la oportunidad de experimentar una mejora en la autoestima de los jugadores.

4. Fomenta la disciplina

El rugby es uno de los deportes en los que la disciplina, el control y el respeto por los demás es más importante. Estas cualidades son igual de importantes fuera de los terrenos de juego.

Y es que, como deporte, el rugby permite desarrollar habilidades mentales clave de autocontrol y disciplina para el futuro de los deportistas.

El rugby, ya sea amateur o profesional, ofrece grandes beneficios para el cuerpo y la mente.

5. Trabaja el espíritu de equipo jugando al rugby

Otra de las razones por las que los deportistas eligen jugar al rugby es el aspecto social y los amigos que pueden hacer desarrollando este precioso deporte. Como actividad, fomenta el coraje, el trabajo en equipo y la unidad.

A medida que el deportista juega en equipo, mejora significativamente la relación con los compañeros debido a las muchas interacciones durante el partido y los entrenamientos. Por si fuera poco, la lucha por un objetivo en común promueve el espíritu de equipo entre los participantes.

Como se puede observar, los beneficios de jugar al rugby son innumerables. Sin embargo, es importante recordar que es necesario estirar los músculos antes y después de cada entrenamiento, además de utilizar protecciones para minimizar el riesgo de lesión. Ahora que conoces sus puntos fuertes, ¿te animas a probar esta disciplina?

  • Duthie, G. M. (2006). A framework for the physical development of elite rugby union players. International Journal of Sports Physiology and Performance. https://doi.org/10.1123/ijspp.1.1.2
  • Tavares, F., Smith, T. B., & Driller, M. (2017, August 1). Fatigue and Recovery in Rugby: A Review. Sports Medicine. Springer International Publishing. https://doi.org/10.1007/s40279-017-0679-1
  • Corcoran, G. (2016). Strenght Training for Rugby Union: The General Preparation Phase. Journal of Australian Strength and Conditioning Strength, 24((1)), 52–61.