¿Cuál es la función del tejido muscular?

26 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Marcos Castro Alonso
Para que se produzca el movimiento del cuerpo, es necesario un mecanismo que lo permita. Este no es otro que el tejido muscular.

Actualmente, muchas personas realizan actividad física con bastante asiduidad, pero sin preguntarse cómo es el funcionamiento de los músculos. En el artículo de hoy profundizaremos más sobre ello y todo lo referente al tejido muscular.

¿Qué es el tejido muscular y cuáles son sus funciones?

El tejido muscular es el mecanismo que posibilita que se produzca la contracción muscular. Este está formado por células que se contraen o relajan en función del tipo de estimulación al que sean sometidas.

Funciones del tejido muscular

  • Es el encargado del movimiento: este movimiento se produce por la relajación o contracción de la musculatura. Esto lo vemos en acciones de la vida cotidiana, como a la hora de correr o realizar la pinza cuando queremos sujetar cualquier elemento.
  • Actúa como un importante estabilizador de la posición corporal: funciona al mismo tiempo como regulador del equilibrio y del control motor, con lo que ayuda en todo momento a mantener una postura corporal erguida.
  • Es un facilitador de sustancias por el cuerpo, ya que a través de este pueden desplazarse y transportarse componentes indispensables para la vida humana.
  • Funciona como regulador del volumen de los órganos: de este modo, impide que las vísceras salgan de los órganos mencionados.
  • Desempeña una función como generador de calor: esto nos posibilita que la temperatura corporal permanezca estable y, por lo tanto, no peligre la homeostasis.
El deporte en pareja es una motivación extra para muchas personas.

Características del tejido muscular

El tejido muscular presenta una serie de características que lo diferencian del resto de los tejidos. En primer lugar, la musculatura que lo conforma posee la capacidad de excitarse y de responder a ciertos estímulos, como puede ser algún cambio en la luz, en la presión o incluso el calor.

Además, los músculos se caracterizan poseer cuatro propiedades:

    1. Contractibilidad: capacidad del músculo de generar tensión después de haberse encogido con fuerza.
    2. Elasticidad: el músculo puede recuperar su longitud después de una contracción.
    3. Extensibilidad: capacidad de los músculos para poder estirarse sin causar lesión ni daño alguno.
    4. Excitabilidad eléctrica: aptitud de respuesta de los músculos y las neuronas a estímulos eléctricos.

Por otra parte, una característica fundamental del tejido muscular es que los músculos que lo componen están compuestos por agua en un 80 %, lo que tiene un papel clave en la contracción muscular.

En cuanto a las proteínas que forman el tejido, su mayor característica es que también son contráctiles; de ahí la importancia de este tejido para la contracción muscular.

¿Qué tipos de tejido existen?

Existen tres tipos de tejido muscular, que se diferencian entre sí fundamentalmente por su ubicación y por las características de las células que lo componen:

  • El tejido del músculo liso: se encuentra en las paredes de los órganos internos. También lo podemos encontrar en las vías respiratorias, así como en los vasos sanguíneos.
  • El correspondiente al músculo cardíaco: podríamos afirmar que es el más importante, puesto que lo localizamos en el corazón y forma parte de su movimiento involuntario.
Correr en grupo puede motivar a las personas más sociables.

  • Tejido correspondiente a los músculos esqueléticos: se ubica en los músculos que envuelven al esqueleto. Su importancia recae en que este tipo de tejido tiene la función de mover las estructuras óseas que conforman el cuerpo. Los músculos actúan tanto de manera voluntaria como involuntaria; es decir, tanto en la contracción y en la relajación.

Tal como hemos podido apreciar, el tejido muscular es clave para el buen funcionamiento ya no solo de los músculos, sino del organismo en general. Conocer el papel que juega en el movimiento humano nos será de gran ayuda a la hora de comprender cualquier duda que nos pueda surgir al respecto.

  • Edelman IS, Leibman J. Anatomy of body water and electrolytes. Am J Med. 1959;27:256–277.
  • Lieber RL, Fridén J. Functional and clinical significance of skeletal muscle architecture. Muscle Nerve. 2000;23:1647–1666.