Ventajas y desventajas de un gimnasio en casa

Oriana Noguera · 8 abril, 2019
Para instalar un gimnasio en tu hogar, debes considerar ciertos puntos que harán de tu decisión un éxito o un fracaso. Por ello, te compartimos las ventajas y desventajas de adquirir este equipamiento para entrenar por tu cuenta.

Asistir al gimnasio es una de las maneras de mantener el cuerpo sano y en forma. Para encontrar una alternativa a la falta de tiempo o por simple comodidad, algunas personas deciden instalar un gimnasio en casa en vez de acudir a uno. ¿Qué puntos a favor y en contra tiene esta decisión?

A simple vista, un gimnasio justo en el sitio donde vives suena grandioso, ya que puedes usarlo cuando y como quieras. Sin embargo, al cabo del tiempo pueden presentarse algunos inconvenientes, como falta de disciplina o problemas con las máquinas.

Ventajas de un gimnasio en casa

Por lo comentado previamente, si vas a invertir en un gimnasio para el hogar, lo más conveniente es que tomes nota de las ventajas y desventajas que te compartimos a continuación.

1. Ahorras tiempo y dinero

Al tener todos los equipos y accesorios para entrenar en tu casa, ya no hace falta pagar la mensualidad de un gimnasio o gastar dinero en transporte para asistir. Además, puedes administrar tu tiempo como gustes y no apegarte a ningún horario.

Lógicamente, el gasto en máquinas, pesas y otros equipos para armar un gimnasio no suele ser poco. No obstante, puede que valga la pena hacer una inversión grande que a largo plazo te genere un ahorro.

Asimismo, el tiempo es otro elemento a favor de tener un gimnasio en casa. A muchos los reconforta saber que no perderán tiempo transportándose a un sitio ni tendrán que alterar sus actividades para poder cumplir con el horario del gimnasio.

2. Libertad en todos los sentidos

Al montar un gimnasio en tu hogar, tienes la libertad de decorarlo, poner la música que te gusta, hacer las rutinas de tu preferencia y usar la ropa con la que te sientas más cómodo, sin importar cómo luzca.

Normalmente, los gimnasios tienen reglas que cumplir. En ocasiones, esas reglas suelen ser limitantes en ciertos aspectos como el uso del baño, los casilleros para guardar tus cosas o la ingesta de alimentos.

Para hacer abdominales en casa, la plancha no puede faltar.

De igual forma, hay ciertas horas del día en las que el gimnasio está extremadamente lleno. Esto hace complicado entrenar de manera cómoda, en vista de que quizás tendrás que esperar tu turno para usar alguna máquina, las pesas y pelotas, entre otros elementos.

3. Variedad

Un gimnasio en casa jamás se tornará aburrido, pues tú tienes el control de las actividades que realizas. Del mismo modo, puedes implementar todo el contenido de entrenamiento al que tengas acceso.

Por ejemplo, unos días puedes hacer rutinas de abdominales, yoga, salir a correr; en tanto, en otros días puedes hacer cardio, entrenamientos con pesas, burpees u otros ejercicios para sacar provecho a tu gimnasio personalizado.

Desventajas de un gimnasio en casa

1. Falta de espacio

Uno de los inconvenientes más comunes de tener un gimnasio en casa es no contar con el espacio suficiente para ello. A las personas que viven en departamentos o casas pequeñas les resulta complicado adecuar una zona del hogar para instalar todo.

De igual modo, si logran hacer un pequeño espacio para entrenar y colocar máquinas, lo más probable es que sea bastante limitado e incómodo.

2. Excusas y falta de motivación, algo común al tener el gimnasio en casa

El simple hecho de estar en casa puede ser una gran excusa para no entrenar o entrenar menos. Simples distracciones como la televisión, dormir, usar las redes sociales, o incluso los quehaceres del hogar pueden ser muy potentes.

Por otro lado,  la presencia de tus amigos de gimnasio y los entrenadores también juegan un rol importante. Al estar completamente solo, es más difícil conseguir el entusiasmo para entrenar; debes estar en constante búsqueda de motivación para no perder el hábito del ejercicio.

3. No saber cómo entrenar correctamente

Algunas personas intentan entrenar por su cuenta, pero al no percibir resultados, deciden inscribirse en un gimnasio. El detalle está en que la mayoría de los gimnasios incluyen un entrenador que te indica qué hacer para progresar lo mejor posible.

Rutina de ejercicios en casa para mujeres.

Entonces, al no tener entrenador, resulta complicado encontrar las rutinas y los ejercicios adecuados para cada individuo. Además, corres el riesgo de lesionarte por hacer mal un ejercicio o usar de manera incorrecta alguna máquina.

Cada persona es única en el mundo. Por esta razón, puede que a algunos les funcione tener un gimnasio en casa, así como hay quienes prefieren movilizarse a uno.

Más allá de tener un gimnasio o acudir a uno, lo esencial es entrenar y estar en forma. Lo mejor es que evalúes qué es lo que más se ajusta a tu personalidad y con qué te sentirías más cómodo y, con base a ello, elegir aquello que pueda beneficiarte.

  • Cranney, L., Phongsavan, P., Kariuki, M., Stride, V., Scott, A., Hua, M., & Bauman, A. (2016). Impact of an outdoor gym on park users’ physical activity: A natural experiment. Health and Place37, 26–34. https://doi.org/10.1016/j.healthplace.2015.11.002
  • Kapperman, G., & Kapperman, G. A. (2017). You are your own gym. British Journal of Visual Impairment35(2), 178–180. https://doi.org/10.1177/0264619616685375
  • Khaghani-Far, I., Nikitina, S., Báez, M., Taran, E. A., & Casati, F. (2016). Fitness Applications for Home-Based Training. IEEE Pervasive Computing15(4), 56–65. https://doi.org/10.1109/MPRV.2016.76