Confía en tus capacidades y compromisos y sé tu propia guía

Oriana Noguera · 26 diciembre, 2018
Tú tienes el control de todo, y debes estar consciente de que puedes guiarte a ti mismo hacia el éxito. Compromiso, confianza, determinación y perseverancia son valores primordiales para mantenerte centrado.

Basta de necesitar la ayuda de terceros para impulsarte a lograr tus metas. Adquiere confianza en ti mismo y sé tu propia guía. Con los siguientes consejos, puedes tener una guía para iniciarte en ese camino.

Usualmente, las personas están habituadas a tener una figura que los oriente y guíe hacia el objetivo que desean alcanzar. Por ejemplo, al ser niño o adolescente, tenemos la ayuda de nuestros padres, maestros, hermanos y mayores que nos acompañan en cada jornada.

Ahora bien, en la adultez, a pesar de tener mucha más independencia, todavía existen figuras similares, como el jefe de trabajo, o el entrenador del gimnasio. Sin embargo, todo lo que necesitas para alcanzar el éxito está dentro de ti.

La fuerza del deseo

Existe una cita de Aristóteles ideal para describir el punto de partida del camino hacia un propósito: “Solo hay una fuerza motriz: el deseo”. Cuando el ser humano anhela algo, no hay mayor motor de impulso que el hecho de quererlo.

El deseo es importante para convertirte en tu propia guía, porque nadie más que tú mismo puede desear algo positivo con tal potencia. Por lo tanto, lo primero que debes establecer es qué deseas.

Pregúntate a ti mismo qué anhelas y apúntalo. Es primordial tener un objetivo claro, si no, ¿hacia dónde te vas a guiar? No es concebible que desperdicies tu tiempo por estar disperso.

Confía en lo que puedes hacer

En el 2005, Steve Jobs presentó un discurso en la Universidad de Standford en el que afirmó lo siguiente: “Así que tienen que confiar en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro. Tienes que confiar en algo, tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea…”

Preparación mental para el esfuerzo de correr una maratón.

Tal como lo afirma Jobs, es necesario que confíes en que lo que estás haciendo te llevará a donde quieres estar o a lo que deseas. Tarde o temprano todo va a encajar, pero es necesario que confíes en tu instinto.

Asimismo, la confianza en lo que haces va de la mano con la confianza en ti mismo. Debes creer en ti, en lo que haces, en lo que deseas. Si no tienes fe en ti, ¿cómo vas a tenerla en lo que deseas? Es imperativo que te creas capaz de lograr lo que quieres para así alcanzarlo.

Confiar en tus capacidades es un escalón hacia arriba en la escalera de las cosas que puedes hacer. Por ejemplo, una persona que jamás ha practicado un deporte, puede que al inicio sea fatal. Sin embargo, el hecho de creer en sí mismo lo hará buscar la manera de avanzar para lograr ser bueno en esa actividad.

Compromiso: un recurso elemental

El compromiso es esencial; si no te comprometes con alguien o algo, es muy probable que fracases. No es correcto comenzar algo, despegarte de ello por un tiempo y luego retomarlo, y estar así retrasando el tiempo en el que podrías lograrlo.

No es conveniente tener una relación inestable con lo que deseas. Por ello, debes comprometerte y volver eso que quieres una prioridad. Restarle valor al objetivo solamente ocasiona que te alejes de él.

A través del compromiso, viene la determinación, puesto que sí confías en lo que anhelas y estás comprometido a lograrlo. Entonces, de ese modo, perdura la determinación, ya que es una meta propuesta con el compromiso a ser lograda.

Sé tu propio guía

Compromiso, confianza, determinación y perseverancia son valores primordiales para mantenerte centrado y ser tu propio guía. Esos elementos son los que te mantendrán en constante trabajo en pro a lo que quieres.

Alcanza tus metas con estos trucos mentales.

A lo largo de la jornada, habrá personas que intervendrán, unas positivamente y otras de manera negativa. No obstante, al ser tu meta, tu camino y tu esfuerzo, tú eres el que lleva las riendas. Puedes tomar los comentarios y consejos positivos y desechar todo lo negativo que pueda afectar tu desempeño.

Un caso ejemplar se plantea en la película En busca de la felicidad, que relata la historia real de Chris Gardner, un hombre desempleado, abandonado por su esposa, con un hijo y una gran deuda. Este hombre vendía artefactos médicos, hasta que un día se determinó a ser parte del mercado de la bolsa de valores.

Tal fue su deseo, las ganas de alcanzar una estabilidad y su compromiso, que no necesitó una esposa que lo guiara o alguna amistad que le enseñara el mercado de la bolsa de valores. Él fue su propia guía, él mismo tuvo la determinación para trabajar por su sueño.

Quédate con esa lección: debes creerte capaz de lograr lo que quieres para poder ser tu guía. Tú tienes el control de todo, y debes estar consciente de que puedes guiarte a ti mismo hacia el éxito a pesar de las adversidades. ¡Sé tu propio guía!

  • Jobs, S. 2005. Steve Job's Speech. Standford University. Recuperado de: https://www.researchgate.net/publication/301899412_Steve_Jobs_Speech
  • Mheducation. Aristóteles. Recuperado de: https://www.mheducation.es/bcv/guide/capitulo/8448166981.pdf
  • Marquez, S. (2010). Beneficios Psicologicos De La Actividad Fisica. Revista de Psicología General y Aplicada.
  • Espada, M., & Calero, J. C. (2005). La inteligencia emocional en el área de educación física. La Peonza. Revista de Educación Física Para La Paz7, 65–69. https://doi.org/10.1103/PhysRevLett.34.1
  • Pineda-Espejel, A., López-Walle, J., & Tomás, I. (2015). Factores situacionales y disposicionales como predictores de la ansiedad y autoconfianza precompetitiva en deportistas universitarios. Cuadernos de Psicologia Del Deporte15(2), 55–69. https://doi.org/10.4321/S1578-84232015000200007