Mónaco, el circuito urbano curva a curva

Pilar · 26 octubre, 2018
El circuito de Mónaco es el más corto del mundial con una distancia de 3,337 km y su característica principal son las curvas cerradas ya que el trazado está formado por las calles de la ciudad. ¿Nos acompañas a dar una vuelta a este circuito? Baja la visera y arrancamos

El fin de semana del Gran Premio de Mónaco es uno de los más esperados por los aficionados de la Fórmula 1. Mónaco es mucho más que una carrera, es prestigio, glamour y lujo. Este circuito forma parte del calendario de la Fórmula 1 desde el año 1950, por lo que cada curva se ha convertido en mítica y recoge una parte de la historia de este deporte.

Santa Devota

Primer giro después del semáforo. Es una curva a derechas que se estrecha progresivamente por lo que es habitual ver toques en la salida.

Beau Rivage y el casino

Esta curva es a izquierdas y los pilotos llegan con una gran velocidad por lo que tienen que frenar bruscamente. Al igual que la curva anterior, esta hace efecto embudo y tiene muy poca escapatoria siendo otra trampa para los pilotos.

En este punto del circuito encontramos un bache, concretamente nada más salir del casino. Los monoplazas deben volantear bruscamente para evitarlo. Curiosamente, lejos de reparar esta zona, el bache de la salida del casino se ha convertido en un símbolo del circuito.

Mirabeau

Llamada así por el hotel que se sitúa en este punto del circuito, Mirabeau es una curva de 90 grados en bajada y a derechas.  Pocos metros después de esta curva encontramos la más famosa del circuito.

Loews

Llamada así por el hotel que hasta hace unos años se situaba en este punto del circuito, Loews es una de las curvas más famosas del mundial. Una horquilla de 180 grados donde los pilotos tienen que cruzar los brazos para girar el volante lo máximo posible y trazar la curva correctamente.

La chicane de Mónaco.

Portier

Después de bajar de velocidad para afrontar Loews los pilotos vuelven a acelerar para tomar Portier. Esta curva es de derechas y se sitúa justo antes del túnel.

Esta curva se ha ido haciendo más segura con el paso de los años ya que los pilotos tienen que trazarla lo más exterior posible, donde está la valla de protección y el mar. Como anécdota, Ascari acabó en el mar en el año 1955 al trazar esta curva. Afortunadamente pudieron rescatarle con vida.

Túnel

El túnel es otro símbolo del circuito y el punto más rápido. En caso de accidente es un lugar peligroso, como el que tuvo lugar entre Fernando Alonso y Ralf Schumacher en la temporada 2004 y que acabó con los dos coches destrozados.

El túnel de Mónaco.

Nouvelle Chicane

Creada para obligar a frenar a los monoplazas, ya que salen con muchísima velocidad del túnel. Esta chicane al borde del puerto es el lugar más común para adelantar, aunque ya se sabe que ganar posición en este trazado puede convertirse en misión imposible. En esta chicane también han tenido lugar fuertes accidentes como el de Sergio Pérez en la temporada 2011.

Tabac

Tabac es la curva más técnica del circuito, donde los errores se pagan caros. Es una curva rápida donde los mejores pilotos marcan la diferencia.

Chicane de la piscina

Es una chicane rápida y agresiva para los monoplazas. Desde hace unos años cuenta con una escapatoria más amplia, pero de todos modos son muchos los pilotos que acaban impactando contra las protecciones al tomar los pianos demasiado fuerte.

Rascasse

Penúltima curva del circuito. Es una frenada brusca y con una considerable pendiente por lo que los monoplazas tienen que poner a prueba sus frenos. Salir de ella correctamente es fundamental para acabar una buena vuelta.

Esta curva fue el centro de atención durante la sesión de clasificación de la temporada 2006, cuando Michael Schumacher paró su coche en este punto para provocar bandera amarilla e impedir que sus rivales mejoraran su tiempo.

Antonhy Nogues

Y llegamos a la última curva del circuito. Anthony Noghes fue el presidente del Automobile Club de Mónaco y en su honor esta curva recibe su nombre. Es una curva técnica en la que es fácil acabar impactando con las protecciones.