Correr o la elíptica, ¿qué es más efectivo?

Puede ser una de las dudas que nos surjan a la hora de buscar la mayor eficiencia, en parte depende de lo que nos guste y el objetivo que queramos alcanzar, por lo que analizamos cada una de las dos opciones y tengas todos los datos para decantarte o alternar

Correr siempre ha sido la forma más común de hacer ejercicio, porque no necesita ninguna inversión y porque puede hacerse en cualquier lugar.

Por ello, han sido muchos, jóvenes y mayores, hombre y mujeres los que han optado por el running como principal medio de deporte. No obstante la llegada de nuevas máquinas ha hecho surgir dudas como qué es más efectivo, si correr o la elíptica.

Correr o la elíptica, ¿qué debo escoger?

Para aquellos que no conozcan la elíptica os diremos que es una máquina que funciona con un movimiento similar al de una bicicleta pero en la que se está de pie y se pueden mover piernas y brazos a la vez.

Las hay de uso profesional que podrás encontrar en gimnasios, o de uso semiprofesional que puedes conseguir en tiendas de deporte para tenerla en casa. Aunque el movimiento que se hace es parecido al que se hace corriendo, sus beneficios son diferentes. Veamos qué aporta esta máquina versus el running.

Chica corriendo con gafas.

Trabajo en los glúteos

El movimiento de la elíptica se asemeja a subir escaleras a la vez que se camina hacia delante. Esto hace un gran trabajo en los glúteos, algo que cuesta mucho más conseguir corriendo, donde se trabaja más los gastronemios, la zona de las rodillas y la parte baja del muslo.

Trabajo en los cuadriceps

El mismo movimiento realiza un trabajo intenso en cruadriceps, uno de los músculos más largos del cuerpo y también de los más difíciles de entrenar. Corriendo se consigue entrenarlo, pero los resultados son más visibles en hombres que en mujeres.

Resultados visibles antes

El trabajo de la elíptica es mucho más intenso que el que se puede hacer corriendo, por lo que los resultados obtenidos se ven mucho antes. En un par de semanas usando la elíptica unos tres días a la semana verás cambios en la forma de tus muslos y glúteos, disminución de la celulitis si eres mujer y más tonificación en tus músculos.

Trabaja tu abdomen

El movimiento hacia arriba que se hace con las piernas mientras usas la elíptica te permite trabajar también tu abdomen, aunque no de forma tan intensa como las piernas y los glúteos, pero si lo fuerzas durante el ejercicio, verás resultados espléndidos después de uno o dos meses.

Menos impacto

Muchas personas con sobrepeso, que han sufrido o sufren de alguna lesión crónica, no pueden correr, especialmente por el impacto que este deporte tiene en las articulaciones.

La elíptica no tiene este problema, las articulaciones no sufren lo más mínimo, y puede usarla todo tipo de personas. De hecho, se cree que es el ejercicio ideal para lesiones de rodillas como la tendinitis, por ejemplo, ya que fortalece los músculos de esa zona.

Trabaja los brazos

Hay dos formas de trabajar en la elíptica: una es con los brazos fijos frente al cuerpo, y la otra, tirando de los manillares que se moverán para arrastrar nuestras piernas. Esta última hace que nuestros brazos trabajen y por tanto se tonifiquen, algo que no sucede corriendo.

Mejora la coordinación y el equilibrio

Cuando se usa la elíptica trabajando brazos y piernas a la vez, se mejora la coordinación de nuestro cuerpo y nuestro equilibrio, pues la concentración para realizar este movimiento debe ser mayor.

Como dicen que la práctica hizo al maestro, las personas con problemas en alguno de estos dos campos, notarán enormes mejorías después de un tiempo usando la elíptica.

¿Hay alguna desventaja?

Dependiendo de la intensidad con la que uses la elíptica quemarás menos calorías que corriendo, aunque esto también dependerá de a qué ritmo corras. Sin embargo, esta máquina engancha, y aunque al principio puede costarte estar mucho tiempo sobre ella, estamos seguros de que cada día aguantarás más y subirás a niveles superiores logrando una gran quema de calorías.

Como ves, entre correr o la elíptica, pues… Saca tus propias conclusiones.

Te puede gustar