Concentración en el deporte: consejos para lograrla

Oriana Noguera · 25 julio, 2018
Desarrollar una buena concentración despierta los sensores cerebrales y agudiza los sentidos y permite conseguir grandes beneficios no solamente en el momento de hacer deporte, sino en otros aspectos de la vida diaria

Cuando se hace cualquier tipo de actividad física, es necesario tener cierto control mental para hacer el ejercicio correctamente. Por ello, evitar cualquier tipo de distracciones que puedan entorpecer el trabajo es esencial. Lograr una buena concentración en el deporte puede ser algo complicado al principio. Sin embargo, al tenerla se nota un impacto positivo en el ejercicio que realizamos.

Perfeccionar la concentración te involucrará más la mente y el cuerpo en conexión con el deporte que realices. ¡Sigue leyendo y pon en práctica los siguientes consejos!

Ten todo claro

Es necesario que tengas todo claro. Es decir, eres más propenso a distraerte si no tienes claro qué debes hacer y cómo debes hacerlo. De esta forma, antes de realizar el deporte asegúrate que no tienes dudas en lo que debes hacer. Asimismo, enfócate en tu trabajo, no en el de los demás.

La inteligencia emocional en el deporte.

Por ejemplo, el trabajo de un portero de fútbol es evitar que la pelota entre en la portería, por ende, su objetivo es la pelota; si el arquero se distrae viendo lo que hacen sus compañeros y pierde de vista la pelota, es muy probable que el equipo contrario anote gol.

Entonces, para obtener la concentración en el deporte, debes estar consciente de tu entorno hasta donde te compete. Y estar consciente de tus acciones en todo momento. Mientras más claros tengas tus objetivos, más sencillo será concentrarte en tus responsabilidades dentro de la actividad física.

Deja los problemas en casa

El deporte actúa el papel de actividad recreativa, por ende no permitas que otros factores ajenos al deporte nublen tus pensamientos. Esto quiere decir, que cualquier preocupación o situación que no involucre el deporte, no debe intervenir tus pensamientos en ese momento. Es significativo que separes los sentimientos que puedan entorpecer el deporte, de los que son necesarios para la actividad física.

Si vas a ir a una clase de spinning, por ejemplo, y vas a estar constantemente pensando en algún amigo o familiar, o en algún problema en casa; entonces dejarás a un lado cosas importantes en el spinning como mantener la espalda derecha, el ritmo de pedaleo, los brazos, entre otros. Y por esto terminas obstruyendo la ejecución del ejercicio, ¡así que deja los problemas en casa!

No sucumbas ante la presión

En el deporte, como en muchas disciplinas, poco a poco va aumentando la dificultad. Está en ti el poder de ceder ante la presión, o mantenerte firme en lo que es necesario que hagas. Muchas personas tienden a colapsar cuando están bajo presión, y atrofian el entrenamiento deportivo. El truco está en mantener la calma, simple y llanamente concentrarte en tu trabajo y no ponerte ansioso por la presión.

esforzarse en el deporte.

Es recomendable que antes de entrar en la actividad física como tal, hagas un pequeño estiramiento o escuches la música que te gusta. Esto ayudará a calmarte un poco y mantenerte en calma para poder afrontar situaciones bajo presión.

Encuentra lo que te distrae

En ocasiones, hay elementos en nuestro entorno que también pueden causar distracción. Por ello, es elemental identificar qué nos distrae. Puesto que, se puede tener un buen control de pensamientos pero cuando es un elemento recurrente hay que trabajar en ello.

Por ejemplo, hay boxeadores que se distraen si hay alguien de su familia observando o si hay algún entrenador reconocido mirando. Esto puede pasar con cualquier tipo de deporte, de este modo, más allá de controlar la mente, hay que encontrar qué nos distrae para corregirlo.

Buena nutrición

Aliméntate e hidrátate bien antes de hacer deporte. Si no te alimentas bien, ni tampoco te hidratas, tu cerebro no despierta del todo, lo que dificulta aún más mantenerte concentrado. Asimismo, al estar con el estómago vacío y hacer actividad física, puedes sufrir de mareos y dolores de cabeza. Esto además de ser peligroso para la salud disminuye tu concentración en el deporte.

Vemos cuál es la mejor dieta para un deportista

Aliéntate

Mantén en mente las cosas que debes hacer. Utiliza frases sencillas y cortas para recordarte en qué debes enfocarte. Asimismo, date aliento durante el deporte, palabras como ‘tú puedes’ o ‘no te rindas’, te ayudarán a mantenerte dentro de lo que debes hacer. De esta forma, estarás involucrado en cuerpo y mente en la actividad física.

Todos los deportistas deben concentrarse y estar conscientes de lo que hacen. La concentración juega un rol muy importante y se refleja en cómo se desenvuelve el deportista. No tener buena concentración puede incluso dañar el desempeño físico, debido a esto es necesario un buen control de la mente.

No importa si eres un deportista avanzado o principiante, el desarrollo de una buena concentración en el deporte es imperativo. Aplica estos consejos y no desistas, la mente al igual que el cuerpo se debe trabajar. Mientras más empeño le pongas, más rápido mejorarás.